Rubí, a 20 minutos de Barcelona

Rubí, a 20 minutos de Barcelona

Rubí, a 20 minutos de Barcelona

¿Cuántas veces has escuchado la historia de cómo tus padres y tus abuelos dejaron el pueblo para irse a vivir a la ciudad? Seguro que han sido poco menos que infinitas. El éxodo rural fue uno de los pilares sobre los que se asentó la Revolución Industrial, debido a los, a priori, beneficios que desprendían las urbes más pobladas.

Sin embargo, los últimos años y el contexto social y económico, han servido para recorrer este camino a la inversa. Cada vez es un porcentaje mayor la población que decide abandonar las grandes ciudades, con todas sus ventajas e inconvenientes, y sumergirse de pleno en ciudades o pueblos más pequeños.

En España, este éxodo está alcanzando cifras cada vez más notorias, siendo Cataluña una de las regiones más afectadas. Las ventajas que ofrecen las grandes ciudades, tales como servicios, restauración, diversidad… Poco a poco están sucumbiendo ante los inconvenientes, especialmente los referidos a la contaminación, aglomeraciones y el precio de la vivienda, siendo este último uno de los puntos llamados a convertirse en el gran problema de algunas de las principales ciudades de España.

El caso catalán es todo un ejemplo, el desarrollo de la red de transportes y canales de acceso por toda la región ha facilitado que en los últimos años hayan adquirido gran importancia las ciudades más pequeñas, perfectamente conectadas con la capital, ayudando a obtener un crecimiento sin precedentes.

Una de las ciudades más beneficiadas de este éxodo es Rubí, situada en un enclave estratégico, completamente conectada tanto con Barcelona como con el resto de ciudades de Cataluña, se ha convertido en un auténtico paraíso en el que reina la tranquilidad y los espacios verdes, con Barcelona situada a apenas unos cuantos minutos.

¿Quieres conocer los detalles de una de las ciudades más prosperas del territorio español?

 

Ventajas de vivir en Rubí

Al contrario de lo que ocurre con el resto de las denominadas ciudades dormitorios, Rubí es una de las urbes con un mayor índice de satisfacción entre sus ciudadanos. Tanto es así, que en 2017 el diario El Periódico publicaba una noticia que exponía que un 83% de sus más de 75.000 ciudadanos no viviría nunca en otra ciudad, tanto es así que ese mismo año alcanzó su máximo histórico en número de habitantes que residían en ella. Toda una muestra de la importancia que la ciudad está adquiriendo dentro del territorio catalán.

Situada en pleno Vallés Occidental, Rubí es uno de los municipios más completos que te puedes encontrar en Cataluña. Capaz, a partes iguales, de proporcionarte la misma naturaleza que un pueblo típico de montaña es capaz de transmitir, al tiempo que brinda una de las mejores conexiones de transportes que puedes encontrar. El cómputo de ambas vertientes han hecho de Rubí lo que es en la actualidad.

La ciudad es capaz de combatir el principal miedo que rodea la problemática relacionada con la acción de alejarse de las ciudades más grandes, el tiempo en los desplazamientos. Y es que su completa red de transportes hace que, pese a estar situada a poco más de 15km, puedas llegar a Barcelona mucho más rápido que si vivieras dentro del núcleo urbano de la ciudad condal.

¿Quieres saber cómo?

 

De Rubí a Barcelona por carretera

 

El enclave geográfico en el que se encuentra la ciudad brinda una gran cantidad de opciones de desplazamientos tomándola como punto de origen. Y es que Rubí no solo cuenta con una rápida conexión a Barcelona, sino también a las diversas ciudades de alrededor, como Sant Cugat, Cerdanyola o Sabadell, posicionándose como uno de los principales nudos de comunicaciones de Cataluña.

Recibiendo un influjo de carreteras y autopistas que nos darán un acceso más que eficiente tanto a la ciudad condal como a las de alrededor. La AP-7, la C-16 o la B-30, serán las encargadas de conectarnos con nuestro destino, pudiendo situarnos en Barcelona en poco más de un cuarto de hora. Una cifra muy alejada de la que podríamos conseguir si tuviéramos que desplazarnos en coche dentro de los límites de la capital catalana.

 

Transporte público en Rubí

Sin embargo, los beneficios de Rubí no son únicamente para aquellos que poseen un medio de transporte propio. La ciudad cuenta con una parada de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya que conectan con Barcelona a través de la línea S1, S5 y S7, con las que podrás llegar a paradas como Sarrià en apenas 24 minutos, o Plaza Catalunya en 35, sin necesidad de hacer transbordo entre ellas, desde la Plaza Pearson, el principal lugar en el que confluyen los diversos transportes públicos de la ciudad.

A través del Rubibus, también podrás desplazarte tanto por Rubí como por sus alrededores. Un total de 7 líneas de autobús, incluyendo una nocturna, recorren la ciudad para que puedas moverte por ella sin necesidad de tener vehículo propio.

 

Rubí, un lugar de descanso

Como has podido comprobar, la opción de vivir en Rubí y trabajar en Barcelona es toda una realidad, gracias a la infraestructura de servicios y transporte que alberga en su interior. Sin embargo, en Rubí puedes encontrar muchas más cosas para hacer dentro de la ciudad, sin necesidad de desplazarte a Barcelona o a las ubicaciones de alrededor.

32 kilómetros cuadrados al servicio de una ciudad en la que puedes encontrar una gran cantidad de propuestas de restauración, ofertas culturales o colegios. Entre sus principales valores añadidos se encuentra su arquitectura, contando con obras como su castillo, la Iglesia de San Pedro o el modernismo de la calle Chile.

Rubí es una ciudad que todavía está por descubrir, ¿te la vas a perder?

 

En inmobiliaria en Rubí te ayudamos!

Deja un comentario

Cerrar menú